Seguidores.

viernes, 3 de junio de 2016

Loba.

Por ese afán de cargarte las normas, de romper con todo lo que te ate y de alcanzar las metas a base de golpes y prisas.

Por esa manera de ser tú incluso cuando ser tú implica todo lo que no te gusta.

Por recordarte cada día que si el mundo sigue girando es porque tú no has dejado de pestañear.

Por saberte luz, vida, progreso, revolución. Por ser camino y atajo y recoveco; por ser ese lugar del que no me quiero ir pero al que nunca he llegado del todo;
Porque tus cimas se me resisten
y eso es lo que lo hace interesante.

Porque eres bruma, niebla, polvo, lluvia. Y apareces.
Y luego ya no estás, pero después de ti todo ha cambiado:
Cuando te quieres ser lluvia apareces tiñendo de azul y de gris la ciudad y el ambiente,
y nos llenas a todos los bolsillos de prisas y de angustia porque no nos queremos mojar.
Pero nos mojas.
Y paradójicamente cuando te marchas sentimos alivio y también tristeza
porque aparece la peor soledad de todas
que es la que llega cuando tú te acabas.

Creedme: si la conocierais sabríais de lo que hablo.

Ella no tiene miedo. Sólo se teme a sí misma.
El hombre es un lobo para el hombre,
y ella es la loba que devora las almas de los mortales.
De todos.
De algunos.
La mía.
A veces. Y siempre.
Y qué.

6 comentarios:

  1. Una Loba inquietante en sus contradicciones y también certezas, y con un influjo poderoso si termina devorándote y te dejas finalmente.

    Un placer leerte Lucía. Ten una feliz semana.

    Dulces besos no a veces, siempre para ti :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Me quedo con la curiosidad de saber tu respuesta ;)

      Más dulces besos.

      Eliminar
  2. Hay algo mágico en esa inmaterialidad, en ese estar pero no del todo... como cuando sentimos un olor muy familiar pero nunca llegamos a saber a qué nos recuerda...
    Esta entrada me ha encantado

    ResponderEliminar
  3. Hola! tienes nueva sub y un premio en mi blog! pasate cuando quieras!me chifla como escribes! un besazo amor!
    http://caminaeimagine.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  4. ¡Cómo se sufre la belleza que apenas se detiene en nuestros ojos! Siempre es lo que nos deja, lo inalcanzable, cuando la ausencia cobra el verdadero significado de su nombre.

    ResponderEliminar