Seguidores.

martes, 29 de marzo de 2016

Es de ahí, de ella, de donde nacen mis versos

Tenía la mirada llena de clichés
y el pelo enredado
y decía que la vida sólo podía vivirse como si todo fuese a irse a la mierda mañana

Tenía un suspiro entre los dientes
para cada vez que no sabía qué decir
y buscaba la suerte en los bolsillos
de cualquiera
que le ofreciera una copa y una conversación de esas que te cambian un poco la vida

Con esas piernas que han caminado demasiado y esos ojos que ya han visto más de la cuenta
Con esa boca desagradecida y fría que sólo sonríe cuando necesita que la entiendan

Con esa manera tan suya de pensar, de moverse, de convertir lo mediocre en virtud
Con esa forma de mirar el reloj como si ante sus ojos no pasasen los minutos.
De ser tan ella como se lo permitan en cada momento;
De ser

Con esas ganas de fumarse una cajetilla entera de marlboro mientras se jura a sí misma que odia el tabaco
Ella, que se pinta los labios para convencerme
y que se rompe las medias cada vez que se toma un par de copas de más

Que no busca nada pero tampoco
encuentra lo que quiere

Es de ahí, de ella,
de donde nacen mis versos

1 comentario:

  1. De la contradicción que todos tenemos dentro cuando no encontramos ese lugar, físico o no, dónde quedarnos. Siempre tu maestría para expresar esos estados.

    Dulces besos y dulce fin de semana.

    ResponderEliminar