Seguidores.

martes, 9 de febrero de 2016

Innocenza

Niños, recordad: A quien no abre la cabeza no le crece el corazón.

Estad atentos. Estad alerta. No os olvidéis de la vida que habita en vuestras pupilas cuando sonreís. No perdáis la esencia: la naturalidad siempre es virtud. 

Sólo os estoy hablando de desaprender. De cuidar de los instintos que todavía conserváis aunque algunos intenten impedíroslo. 
Las cosas han cambiado pero los niños seguís siendo niños.
Menos mal.


3 comentarios:

  1. Saber conservar al niño dentro de nosotros es algo a practicar a diario, aunque el mundo sea de adultos, o eso intenten hacernos creer.

    Besos siempre dulces Lucía y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  2. Me ha gustado mucho lo de desaprender,
    porque es así, es cierto, somos lo que vivimos
    y lo que nos dicen que somos en la niñez
    acaba siendo lo que marca nuestra felicidad
    o la actitud con la que nos enfrentamos a la vida.

    Gracias

    ResponderEliminar
  3. Hooola! Un blog muy chulo, te pasas por el mio? Sigueme y te sigo!
    Un abrazote!
    www.i-i-xv.blogspot.com

    ResponderEliminar