Seguidores.

lunes, 30 de noviembre de 2015

Tristeza - Iván y Amaro Ferreiro


Sé que no suele pasar
pero
ya no sólo me ronda la muerte:
ahora también me baila la esperanza.

Me cuenta que
a veces,
es verdad que vuelves.
Que me llenas de colores
y rompes los relojes que me atan
al camino.


Y las raíces que hoy nos faltan
nos hacen ser casa
y arraigan 
como abriéndose paso la vida
donde más devastados estamos
y más joden las cicatrices.

Y también 
no sé qué sobre que el amor
cura
mata
jode
altera
remueve
baila
sangra
canta
ladra
hiere
y
arde.

Supongo que por eso 
a veces
en esta guerra interna de no saber qué hacer conmigo
ni por mí
o contigo
viene un ciclón de fobias y filias
que me vuelve feliz y triste
y que joder
sabe igual que tú

Y qué miedo.
Y qué bien.

(Supongo que muchas veces me repito; que colmo estos vacíos
con las mismas palabras absurdas que quizá no entienda ni yo,
pero es así como siento. Así de feo; o así de real. 
Y no cambio. No me cambias
Menos mal.)

sábado, 14 de noviembre de 2015

13 de Noviembre.

Hoy el mundo se ha despertado con los ojos bañados en sangre.
Matando a expensas de un Dios que predica el amor.
Creando excusas para imponer los ideales a la fuerza de las armas.
Tengo 17 años y las manos llenas de miedo y de rabia por ver lo que estamos creando. Impotencia.
Llamadme ingenua, por favor: aún creo en la humanidad.
Aunque pierda un poco de fe cada vez que me dicen que nada puede conseguirse por las buenas.
Desde aquí reivindico por la libertad. Por la paz.
Haciendo una apología de la vida. De dejarnos ser. De darse la mano. De dejar de hacer del mundo una trinchera.
Y me niego a claudicar.

No sé cuál es la solución pero sí sé que este no es el camino.