Seguidores.

viernes, 1 de agosto de 2014

tus metamorfosis y mi falta de fe

Mi vida últimamente deambula entre tonos teñidos de gris; entre dudas, ganas que no existen, cicatrices, dolor y falta de fe. Sobre todo eso. Falta de fe, porque me faltas, me haces falta o yo que sé. Nunca he creído en nada. No creo en Dios, no creo en mí, no creo en el destino, y tampoco en la poesía. Soy triste y terca, pero y qué. La soledad me ha apagado las luces y no me siento en la obligación de poner buena cara. Me dan igual los compromisos y la falta de educación; no necesito sonreír, sólo necesito que tú, allá donde estés, sepas hacerlo. Y ya está. Estoy cansada de paisajes bonitos y carreteras cortadas, de mar con sabor a sal y de arena blanca. Harta. Me da igual, no me importa lo más mínimo y no tengo, ni finjo ningún interés. Me basta, me sobra con cuatro fotos de hace meses, un par de libros, mucho café y pocas ganas de soñar. Porque dicen que hacen falta soñadores pero no dicen lo que duelen las pesadillas y más si éstas hablan de las despedidas...
Ya he llegado donde tenía que llegar; he disparado contra todo lo que no me gusta desde que no me sabe a ti y toda esta mierda ha vuelto a concluir en el mismo punto de partida:

jamás se me ha dado bien echarte de menos.

Joder. Mejor voy a dejarte aquí, parpadeando en la barrita del cursor hasta que lo que tenga que contarte no haga que me estalle el corazón...
___________

No sé a quién quiero engañar, quizá solamente a mí; mi vida es gris ceniza desde que te fuiste y tú me arañas el alma con cada una de tus metamorfosis; canción, color, olor, ojos, boca, poema, flor, banco, precipicio, lluvia...joder, que todo me habla de ti y a mí ya se me han desgastado las suelas de los zapatos de ir a buscarte.

5 comentarios:

  1. Y a quién se le da bien echar de menos? a nadie creo yo, pero sí hay que creer en uno siempre.

    Dulce beso para ti y buen finde.

    ResponderEliminar
  2. Es tan doloroso y... no sé, precioso a la vez. Supongo que el dolor tiene esa parte de belleza, de romanticismo muerto, de película en blanco y negro, de paisaje nublado. Porque hasta en esas tonalidades hay que vivir. Y seguir. Y tú te dejas caer mientras escribes, dulce y clara, contando con la soledad.
    Gracias por amenizar mi noche.

    ResponderEliminar
  3. Es precioso y horrible a la vez.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Duele mucho, de verdad que duele la ausencia de alguien a quien quieres...
    "Soñar también conlleva tener pesadillas"
    Echaba de menos estar por aquí..
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Lucía me encanta como escribes. Es como comerse un orbit de menta con el papel azul ( que no de hierbabuena)
    Es una putada echar de menos , pero es lo más humano que hay. Lo que no es humano es cortar y pegar. Recordar y tapar y tirar y comprar y tirar y comprar y olvidar y hasta otro día.
    Un abrazo

    ResponderEliminar