Seguidores.

sábado, 19 de julio de 2014

Tristezas de las 3 a.m; encontrarnos sigue siendo una putada

Madrid y sus rincones encantados crean inspiración y paisajes mágicos...

______________________________________

Lo que muchos conocen como Dios yo creo destino; mucho más frío, indeciso, cruel y verdadero. Quizá es que soy atea incluso conmigo misma, quizá no crea en nada. Sólo confío en un destino que devuelva el calor y el color a mis días, a mis ojos.

Una vez creí en mí (aunque me costase), en mí y en mi capacidad de olvidar y recordarte después, reviviendo momentos e historias, recayendo, perdiendo la confianza en mí y en todas mis capacidades; (y a falta de creencias firmes, necesidad de compañías agri-dulces y ya ves, no estás aquí)

Ya no hay vuelta atrás. He perdido el norte, los zapatos, las ganas, el tiempo; lo he perdido en el intento,casi siempre fallido, de olvidarte, y lo pierdo escribiéndote algo que nunca leerás.
Pero qué quieres que le haga. 
Me arden las manos y me piden, temblando, que te cuente que las cosas no me salen muy bien últimamente. Finjo que ya no eres nada, que a la vez que dejaste de estar, dejaste de ser...pero no. Eres. Y cada vez eres más. Y no sé, las ganas de escribirte, de tenerte, de confesarme, aumentan a la vez que los pinchazos que pronunciar tu nombre en voz alta produce en mi jodida, rota, descosida y triste alma. Y no es para tanto, pero es que tú eres tanto que el resto, lo esencial, se ha vuelto transparente, prescindible. Y a su vez tú te has revelado opaco, necesario, la pieza que todos quieren y sólo una persona puede poseer. Y ya no soy yo, y no sabes qué putada. No sabes lo que dueles; jodida nicotina...

Llevo 125 líneas de excusas; para escribirte, para quererte, para echarte de menos, para abandonar en esto, para abandonarme. Y qué asco. No sé a qué coño jugamos últimamente. El ser humano se está volviendo loco; para lo irrelevante no nos hacen falta excusas y buscamos justificación a lo más esencial. Y no sé. Cada vez odio más y quiero menos; cada vez necesito más amor y menos odio. Pero la situación es la que es y sólo cambiará si yo hago que cambie. Sólo si, por algún casual , me atreviese a cruzarte la cara con las pupilas y decirte así que te echo de menos, que toda esta mierda lleva tu nombre, que mis ganas se quedaron en ti y que todo esto es culpa tuya. Pero aquí estoy, entre mis dudas, excusas fáciles y lamentaciones absurdas a las que nadie más que yo podría poner remedio y las que a nadie más que a mí le interesa remediar. O quizá sí, pero ya hace tiempo que aprendí a buscar excusas y supongo que la mayoría de las veces son menos dolorosas que pedir(te) explicaciones, ya sabes, por si no me gusta el resultado; así que tendré que conformarme con apaciguar un poco los latidos desbocados reflejando entre líneas y palabras mudas todo lo que te quiero y no te puedo. En fin.

Aunque conformarse es de infelices, (odio decir esto, créeme), supongo que estos días de invierno en pleno junio me comprenden y, quizá, sea lo que debe ser; conformarse, soportar y esperar. Hasta que pase el chaparrón; hasta que no pueda más. Porque ya sabes que la paciencia nunca ha sido mi fuerte y quiero que llegue septiembre para cicatrizarte, o verte, contarte todo esto y qué sé yo. Compartir contigo toda esta mierda, que al fin y al cabo más de la mitad también es un poco tuya.

Y no. Yo tampoco creo en el destino, pero de algún lado tiene que haber surgido todo este delirio.

6 comentarios:

  1. Yo sí creo en el destino, quizás en lo único que creo, porque algo de cierto debe haber en esta vida.

    No todas las cosas deben ser tan complicadas, no?

    Besos dulces para tu fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá.
      Besos a ti también y gracias por leer.

      Eliminar
  2. Yo creo en el destino, y más que en Dios en Algo como decían en TFIOS :3
    Y, oh, adoro Madrid, cada vez enseñan ese tipo de fotos muero, yo quiero :'(
    Besos, Amanda.

    ResponderEliminar
  3. Qué difícil es el olvido... Tiempo al tiempo amiga, todo volverá a la calma.

    Me gustó mucho tu blog y tu forma de escribir, así que te sigo. Te espero en mi blog, me haría mucha ilusión verte por ahí. Nos leemos.
    http://escribiendomilhistorias.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  4. La destreza con la que has plasmado tus sentimientos en esta hoja del blog, me deja anodada. Más que nada, porque mientras leía todo lo que sientes casi lo sentía (y no porque sienta lo mismo, porque por suerte o por desgracia no estoy en tu situación) de verdad, me encanta la facilidad que tienes para expresarte con las palabras adecuadas, para gritar al mundo aunque sea en silencio lo que sientes, y trasmitirlo. Un beso.

    ResponderEliminar
  5. me encanta esa librería de segunda mano que hay en la calle arenal. siempre que paso no puedo evitar detenerme unos minutos. quien sabe, puede que algún día, tú, o quizá yo, nos encontremos ahí, en forma de palabras.
    un beso

    ResponderEliminar