Seguidores.

martes, 25 de marzo de 2014

Confío en ti, primavera; llévate el frío de mis manos y pon amor y felicidad en su lugar.

A veces todavía te echo de menos.
Recorro mis mejillas y noto cómo extrañan tus manos. Salgo a la calle para olvidar(te) y el viento y sus silbidos me recuerdan que ahora a mi cuello le faltan tus suspiros. No hay salida; pero a los que pregunten, diles que te echo de menos sólo porque sí, no des explicaciones. Nadie quiere escucharlas. Nadie las entendería. A mí me llamarían loca y a ti te culparían por haberme seguido la corriente al menos un par de ratos...pero tranquilo; me conformo; es más de lo que cualquiera habría hecho. Y aunque ahora tenga que volver a coserme el corazón porque desde que te conoció le han entrado las prisas; un instinto suicida que le obliga a enamorarse en cuanto le dan un poquito de cariño, sé que habrás valido la pena. Sé que el tiempo establecido era el correcto y que todas las heridas, aunque no cierren, dejan de doler...


La primavera también empieza a poner de su parte; pronto dejaré de necesitarte.


10 comentarios:

  1. Esto si que es una delicia... Preciosa descripción de sentimientos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias bonita, un besazo

      Eliminar
  2. ¡Magnífico! Como de costumbre...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un placer tenerte por aquí Miguel, muchísimas gracias.

      Eliminar
  3. La primavera siempre causa estragos en uno.

    Besos muy dulces para tu primavera.

    ResponderEliminar
  4. ¡Es precioso!
    Me quedo con "pronto dejaré de necesitarte"
    Seguro que es así :)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias bonita:) Un besazo

      Eliminar
  5. Amo leer tu blog, me encanta como escribis, yo intento hacer algo y soy nueva en esto, cuando quieras pasate por mi blog, un besote!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias:) Ahora le echo un vistazo, besos.

      Eliminar