Seguidores.

jueves, 26 de diciembre de 2013

Como 
cuando amaneces 
y le haces competencia al Sol desde el balcón,

que ya sabes cuánto brillas cuando eres real...

Supongo, y sólo supongo, que presentarme delante de tu puerta un amanecer como si fuera a atreverme a tocar el timbre o como si a ti fuera a gustarte mi visita, no era la solución a mi tristeza.

Supongo también que las manecillas de mi reloj no apuntaban en dirección a tu portal, simplemente se quedó sin pilas y yo, empapada, sola, en una de las tres mil dos calles que pisé por equivocación, llegué a la conclusión de que si te echaba de menos lo mejor que podía hacer era plantarme bajo tu ventana esperando que corrieras las cortinas y así yo volviera a ser el Sol que entrara por ellas, brillara y te hiciera brillar... 

Pero no.
Otra vez.

14 comentarios:

  1. Hola! Sí, hace mucho que no pasaba por aquí... pero me ha sido imposible. Hoy vuelvo y la verdad, que brilla un poquito más el sol leyendo entradas como esta. Yo también entiendo que a veces, por querer seguir lo que queremos, no entendemos que aquello que queremos no nos quiere. Y no sé si me he liado al intentar explicarme, pero lo cierto es que creo que he entendido tu entrada, y que lo de las manecillas del reloj que se quedó sin pilas me ha parecido una metáfora más que perfecta para describir la situación. Un besito, espero pasarme más a menudo por aquí,
    Feliz Navidad!
    Maia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias bonita, me alegra la noche tu comentario<3

      Eliminar
  2. Que bonita esa imagen que sugieres de ser el sol que entra por la ventana del otro para iluminar.

    Besos muy dulces para ti.

    ResponderEliminar
  3. Es doloroso darse cuenta de que ya no eres el rayo de luz que ilumina su vida... sobre todo, si para ti él sigue iluminando la tuya... u.u
    un besoo!

    ResponderEliminar
  4. ¡Cuánto tiempo sin pasar a leer! Y cuanto es lo que me he perdido...
    En reacciones, le he dado a me identifico, porque... me identifico. No sé muy bien si con el reloj o con los deseos perdidos... El reloj que se queda parado como si no tuviera ganas de continuar, pero a sabiendas de es lo que le toca.
    Un placer pasar de nuevo :)
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  5. Me encantan tus entradas, me siento completamente identificada, gracias :)

    ResponderEliminar
  6. Seguro que algún día si... Me encanto, te sigo ^.^
    pasate porfa www.minyfernandez.blogspot.com
    un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En cuanto tenga un rato me pasaré, gracias por leerme!

      Eliminar
  7. No escribes precioso, es mucho más que eso. <3333

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, qué bonita eres, mil gracias!!!!!

      Eliminar