Seguidores.

domingo, 6 de octubre de 2013

Lluvia y ganas de encontrarme en alguien

Miro por la ventana y veo cómo un montón de caras desconocidas corren como si las gotas que caen sobre ellos les abrasaran. Ilusos...si supieran que lo único que sana, que cura, es esa lluvia que viene de repente sin ser llamada; en el fondo, aunque intermitente, es la única que siempre está. Qué queréis que os diga, es la única de la que tengo total y absoluta certeza de que volverá,aunque no sea para quedarse... Y éso es lo que necesito, y creo que por eso la lluvia me vuelve más nostálgica que de costumbre, me hace preguntarme si habrá alguien que como yo en los días grises sienta ganas de salir a respirar, a gritar que quiero alguien que haga de lluvia para mí...

Cesó la lluvia. Cesaron mis ganas, mis expectativas y cesó el olor a mojado que tanto me gusta y logra calmarme. Supongo que el día lluvioso que decida salir a comprobar si el aire es más puro fuera que dentro de mí, será el día en que quizá encuentre un alma semejante que entienda la vida o lo que sea ésto como lo hago yo. Alguien  sin paraguas, sin miedo, con ganas, y con unas inmensas expectativas que no estén infravaloradas por sí mismo...
Llueva o no llueva.

16 comentarios:

  1. Me ha gustado, ¿Sabes? Los días de lluvia son mis días preferidos, creo que transmiten una calma que no se transmiten en otros días :D
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho que pensemos igual, gracias por tu comentario, besos.

      Eliminar
  2. La lluvia tiene ese poder en muchas personas, por acá llueve poco últimamente, se le echa de menos a la lluvia.

    Besos dulces como lluvia y que tengas una linda semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario, e igualmente Dulce, un beso.

      Eliminar
  3. Leo tu entrada y me asomo a la ventana. Pero no, no llueve, y hace tiempo que no lo hace. Yo también quiero lluvia, y esas ganas inmensas de salir sin paraguas a la calle bajo las gotas ( que hay gente que parece que no entiende lo que es un momento de felicidad bajo las gotas de agua). Quiero que alguien haga de lluvia para mí... sí, yo también quiero. Y quiero leerte otra vez porque esta entrada me ha encantado (supongo que somos muchos los que tenemos ese amor incondicional a la lluvia). Un besito, espero leerte en breves.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por tu comentario, tratare de publicar en breves, aunque ando un poco liada.
      Un beso muy grande, te espero de nuevo

      Eliminar
  4. Quizá la persona que busques sea el sol que a ti te falta y para él tú seas la lluvia! Y sólo entonces a tu felicidad le dará igual el día que haga! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Podría ser una buena forma de verlo, gracias por el comentario!
      Besos

      Eliminar
  5. Y varias tormentas de verano despues, se encontraron.

    ResponderEliminar
  6. Hola Little. Me ha gustado el texto, leía y me sentía identificada. Aunque creo que a mí lo que me ha es cierta melancolía, ver llover por la ventana descubre mi lado cursi-romanticón. Ja.
    Espero que pronto, con lluvia o sin ella, encuentres a ese persona especial. Pienso que todo está escrito, el desearlo lo hace posible, quién sabe (mientras disfruta de la lluvia si te hace tan bien, tiene su magia)
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por tu comentario bonita, eso eespero yo también, un besazo

      Eliminar
  7. Que bonito has descrito todo. No me cansaré de decir que escribes genial. Me siento identificada contigo en este texto. Al igual que tu siempre he encontrado en los días grises un refugio. Me encanta mirar como cae la lluvia en mi ventana, o simplemente el olor a fresco que deja la lluvia que me relaja. Es perfecta tu descripción. Un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias de verdad, me alegra saber que hay más personas como yo.
      Un besazo.

      Eliminar
  8. Hacía mucho que no me pasaba por tu blog y qué bien que haya vuelto por aquí. Un texto precioso, sin duda.
    Quién sabe cuando volverá a llover por Madrid, puede que nos sorprenda y nos encontremos en algún rincón de la capital.
    Un beso! pásate cuando quieras por mi blog, estaría encantada :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, de verdad, cuando tenga un rato me pasaré por tu blog, que ahora apenas tengo tiempo de contestar los comentarios en condiciones.
      Un beso muy grande.

      Eliminar