Seguidores.

domingo, 15 de septiembre de 2013

tic-tac

tic-tac, tic-tac.
7:25 p.m.

Justo ahora tenía que decidirme a mirar el reloj...Maldito masoquismo el mío. Para una decisión que tomo, tenía que ser ésta. Mierda. Si hubiera mirado el reloj unos minutos más tarde, ahora no estaría aquí, lamentándome con la cabeza de nuevo bajo las sábanas, sin intención ni ganas de salir a respirar.
Y recuerdo, recuerdo la última vez que quedamos a las 7:25 porque decías que a las 7:30 ya estaba demasiado visto. Siempre tan tú; nunca te gustaron las horas en punto, ni los semáforos, ni los relojes, ni la lentitud, ni esperar(me), ni el tiempo. Siempre odiaste el tiempo, y el tener que poner hora a nuestro encuentro, cuando de haber sido por ti habríamos quedado sin quedar, a ninguna hora en ningún sitio, y estoy convencida de que aun así nos habríamos encontrado...
Y ahora yo también odio los relojes, y las 7:25, porque creo que de no habernos visto siempre a la misma hora en el mismo lugar, no te hubieras dado cuenta de que el tiempo no perdona, y que pasaba ante nuestros ojos sin que pudiéramos hacer nada para detenerlo. Y por primera vez, comprendiste, a la fuerza del reloj, que eso de no prever las cosas y sentir sin argumentos, sentir sólo en un momento porque te apetece, o te apetezco, o qué sé yo, era imposible; no se puede vivir sin medir el tiempo de vez en cuando, aunque sólo sea para tomarnos un café a las 7:25...aunque sólo sea para sentir que el tiempo es nuestro.
Pensabas que vivir sin mirar el reloj, es lo mismo que no temer el paso del tiempo. Y no es así, quien no mira el reloj es porque teme que no le guste la dirección que marcan sus manecillas, porque teme que se le pase la vida entre suspiros y miradas de reojo, en vez de llenarla de acción y reacción. Y ahora es así, tú accionas, yo reacciono, tú miras el reloj, y yo me rompo con cada tic-tac temiendo que en cualquier minuto decidas dejar de perder el tiempo conmigo.

14 comentarios:

  1. Precioso como siempre, el tiempo no perdona pero si te enganchas a el puede que sea tu aliado pues vivir siempre en el mismo minuto seria aburrido, no? Jaj

    Pasate por mi blog, enajenacion reflexiva, me gustaria que comentaras (bueno o malo no importa jaja)

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que sí.
      Cuando tenga un rato me pasaré y te dejaré un comentario.
      Besos.

      Eliminar
  2. Escribes tan bonito... Es increible este texto, es muy original eso de las 7:25.. La persona que conociste o que conoces debe de ser muy especial, no es asi?
    Un abrazo fuerte..^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias! :)
      Supongo que sí...
      Un beso enorme.

      Eliminar
  3. Me encanta este texto, precioso. Consigues llegar solo con palabras. Por cierto, me declaro fan del final, aii que cosa más bonita ^^
    Un beso, espero leerte pronto,
    M.M

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias de verdad.
      Me alegra que te guste, un beso, intentaré actualizar pronto.

      Eliminar
  4. Tus textos suelen tener ese hilo conductor de la indecisión, de querer no sentir lo que no se puede evitar sentir.

    Besos dulces y feliz inicio de semana.

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola! :)
    No puedo decir otra cosa que lo mismo de siempre, un texto precioso. Transmites mucho desde la primera letra hasta la última. Estoy muy de acuerdo con el último párrafo. Aunque queramos es imposible vivir sin un reloj, a no ser que nos salgamos completamente de nuestra sociedad.
    Besos,
    Pensamientos de Adolescencia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario, y gracias por leerme, besos

      Eliminar
  6. Me gusta tanto como escribes, tus historias y como las cuentas. Tienes un don precioso que hace que pasar por aquí sea un placer muy grande.

    Un saludo desde mi Taller, te espero por ahí!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Joan, no sabes cuánto me halaga que tú me digas eso, un beso enorme y en cuanto tenga tiempo me pasaré.

      Eliminar
  7. precioso, realmente precioso, triste pero bonito, un beso! me encanta como escribes!

    ResponderEliminar